Conferencia Episcopal ajusta Semana Santa a nueva orden sobre coronavirus

Se levanta la obligación de la abstinencia de carne el Viernes Santo, se traslada la Vigilia Pascual a las 4:00 pm y la dispensa del precepto eclesial de las celebraciones de Semana Santa, son algunas de las disposiciones en el comunicado de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña, que reúne a todos los obispos católicos de Puerto Rico, en torno a las celebraciones de Semana Santa a raíz de la última orden ejecutiva gubernamental en torno a la pandemia del coronavirus.

Así, debido a la realidad del aislamiento social, los fieles que no logren conseguir pescado para el Viernes Santo, no tienen que observar la abstinencia de carne ese día. De igual modo, para cumplir con el nuevo horario de toque de queda que comienza desde el 1 de abril a las 7:00 pm, la Vigilia Pascual será desde las 4:00 pm del Sábado Santo y deberá culminar antes de las 7:00 pm. Al igual que el precepto de asistir a la misa dominical quedó dispensado en la comunicación anterior, el precepto de asistir a las celebraciones de Semana Santa también quedó dispensado, debido a la realidad de que los fieles no pueden salir de sus casas para asistir en persona a ninguna de las celebraciones.

Desde que entró en vigor la primera orden ejecutiva de aislamiento social del Coronavirus, las Misas en la Diócesis de Arecibo se han estado transmitiendo virtualmente por las redes sociales diocesanas, de modo que los fieles puedan unirse y realizar la comunión espiritual. Para la Semana Santa, los fieles también podrán unirse a las celebraciones en línea desde sus hogares. Para accederlas, visite en Facebook: Diócesis de Arecibo.

Los comentarios están cerrados.