Obispo de Arecibo llama a proteger la familia y a los derechos de los niños en el nuevo Código Civil

El Obispo de Arecibo, Monseñor Daniel Fernández Torres, pidió defender los derechos naturales de todo ser humano “desde el momento de la concepción hasta su muerte natural” y los de la familia como institución, tras ser invitado a participar del Primer Simposio titulado: “Propuestas para un nuevo Código Civil”.

La actividad se llevó a cabo el 26 de junio, desde la 1:30pm, en el edificio de Medicina Tropical del Capitolio. Al evento acudió el Presidente de la Comisión de Pastoral Familiar de la Diócesis de Arecibo, el Padre Víctor Rojas, en representación del Obispo.

“Quiero destacar que mi intervención no pretende entrar en particularidades sobre la redacción de ésta o ninguna otra ley, pues corresponde a los laicos, no a los Obispos, ordenar las realidades temporales de acuerdo a los valores del Reino. Por lo tanto, me limito, como padre y pastor de la iglesia que peregrina en la Diócesis de Arecibo, a recordar las verdades fundamentales sobre la naturaleza del ser humano y sus derechos, que hunden sus raíces en el derecho natural reconocido en el preámbulo de nuestra Constitución”, expresó el Obispo en sus declaraciones escritas, enviadas por medio del Padre Víctor, previo al inicio de las ponencias.

Al respecto, destacó la protección del derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta su muerte natural, la protección del derecho a la objeción por conciencia y la libertad religiosa de ciudadanos e instituciones y la protección del derecho natural de todo niño a un padre y una madre, en materia de adopción y de procreación asistida. Sobre esta última, dijo que “además de atentar contra la dignidad del ser humano concebido cuando lo convierte en sujeto de descarte, objeto excedente, producto de experimentación, sometido a la congelación y cuya vida depende los deseos de quienes pagaron su ‘fabricación’ o de la clínica que reclama su ‘propiedad’, se convierte en una forma de esclavitud moderna cuando se mercantiliza la vida, convirtiendo al niño así concebido en un objeto, sujeto de contratos, estándares de ‘calidad’ y transacciones comerciales que, incluso, le arrebatan el derecho a un papá y a una mamá”.

“Ésta es la nueva forma de discrimen contra los más vulnerables, cuando nuestra ley reconoce, por un lado, el derecho de los niños concebidos de forma natural a ser protegidos y, por otro lado, permite que se trafique seres humanos concebidos artificialmente, poniendo como único criterio para su destino final las cláusulas establecidas en el contrato de compra-venta, o que se asesinen mediante el aborto a aquellos que no llenan las expectativas de los adultos involucrados”, puntualizó.

De igual modo, recordó que “que ningún tribunal ni ningún ser humano puede cambiar la verdad sobre la naturaleza humana”. En ese sentido, afirmó que el matrimonio “sólo es posible entre un hombre y una mujer” y que la familia, “tal como fue instituida por el Creador, debe ser siempre protegida en su estabilidad, debe ser reconocida en su función social insustituible e incomparable cómo célula misma de la sociedad y promovida, por el mejor bienestar de nuestros niños”.

“Ya nuestra sociedad está sufriendo las consecuencias de no haber protegido esta institución fundamental, con la terrible ola de divorcios y de relaciones sin compromiso, que han llevado a nuestras mujeres y a los niños en muchas ocasiones a la pobreza y el sufrimiento. Las leyes deben reconocer y proteger los derechos de la familia. No solamente de las personas como individuos, sino también de la familia como institución. La familia tiene derecho a la existencia. Cuando el estado no protege a la familia, se dirige hacia la destrucción de la sociedad”, concluyó el obispo arecibeño en su escrito.

En declaraciones posteriores, el Obispo puntualizó su oposición a toda propuesta que en la línea de estos principios, atente contra la dignidad del ser humano y la moral, como las propuestas de fecundación “post mortem” que pretenden procrear hijos de personas muertas, la donación anónima de óvulos y espermatozoides, así como posibles interpretaciones que abran la puerta al cambio de sexo en el certificado de nacimiento.

El próximo 4 de julio hará su Profesión Temporal

“Sí, te quiero a ti”.

En el Puerto Rico de hoy, Dios sigue llamando jóvenes a la vida religiosa.

En el caso de Yadira, ella nació en Utuado, “en una pequeña y sencilla familia, sin grandes recursos económicos, pero espiritualmente rica”, que asistía a la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles.

Para ella, todo comenzó cuando se “aventuró” a vivir un proceso de discernimiento vocacional que ofrecía la Diócesis de Arecibo, llamado: “Encuentro”.

“Fueron seis meses, un fin de semana al mes, donde me encontraba con chicos y chicas que le preguntaban a Dios: ¿qué quieres de mí?”, recuerda.

“Al terminar los talleres, me sentí llamada por Dios a algo diferente… ¿qué es eso diferente? ¿La vida religiosa? ¿Yo? ¿Seguro que me estás llamando a mí? Y dentro de mí, sentía que Dios me decía: ‘Sí, te quiero a ti’. Un poco de miedo a lo desconocido… ¿Dónde, cómo?”, relata.

Entonces, conoció varias comunidades religiosas y buscó dirección espiritual, con un sacerdote de confianza. Mientras, continuó estudios universitarios y se graduó del Bachillerato en Educación Elemental. Laboró como maestra, cajera de un supermercado y secretaria.

Después años “de serio discernimiento, junto al sacerdote que escogí para que me ayudara en este camino”, asegura que sintió que Dios le decía: ‘Ahora. Éste es el momento, de dar el gran paso’.

Pero, ¿cómo sabía que era Dios el que le hablaba? “Porque sentía paz en el corazón”, respondió.

El 11 de enero de 2014, comenzó el Aspirantado Interno en la Casa Madre de las Hermanas Dominicas de Fátima en Guánica. En el 2015, recibió el nombre de Sor Yadira María de los Ángeles: “Sor- Hermana, Yadira- el nombre que escogió mi mamá para mí antes de nacer, María de los Ángeles- mi Parroquia y nombre de mi mamá”.

El próximo 4 de julio, a las 10am, en la Plazoleta Inmaculado Corazón de María en Guánica- de las Hermanas Dominicas de Fátima, será su Profesión Temporal, “para seguir más de cerca a Cristo: pobre, virgen y obediente”. De frente a este paso, respondió: “Me encomiendo a sus oraciones”.

Cumplen 30 años orando bajo “el Palito”

Desde hace 30 años, un grupo de feligreses de la Parroquia Nuestra Señora Madre de la Divina Providencia en la urbanización Jardines de Vega Baja se reúne a rezar debajo de un árbol.

Lo que comenzó como una iniciativa de oración, hoy se extiende a obras de caridad y auxilio, visitando hogares de mujeres maltratadas y enfermos de la comunidad.

“Por obra del Espíritu Santo e intercesión de nuestra Santísima Madre María, unas hermanas decidimos hacer este grupo, porque pensamos que la devoción a María y el Rezo del Santo Rosario es una bendición para todos”, explicó la feligrés Minerva Alvarado, del Grupo bajo “El Palito”.

En esa línea amplió que se reúnen lunes tras lunes, a las 1pm. Además, del rezo del Rosario, leen el Santo Evangelio. De ese modo, concluyó destacando la importancia de la oración, pues asegura que “¡para el que quiere, nada es imposible!”.

Regresa “Necesitan de ti” al Cine

Como parte de las campañas que hemos estado llevando a cabo en la Oficina de Comunicaciones en este año de la familia, hemos re-lanzado el spot “Comparte tiempo con tus hijos: Necesitan de ti” (https://youtu.be/Sh2oGnTlomY).

La cuña de 30 segundos cuenta con los integrantes de Son by 4 como portavoces.

Para las personas que vayan al cine en estos días, las salas de Caribbean Cinemas en las que se presenta el anuncio, como parte de los cortos antes de empezar la película son:

  1. Arecibo- sala 1
  2. Los Outlets de Barceloneta- sala 7
  3. Plaza del Norte en Hatillo- sala 6
  4. Paza Isabela-sala 1
  5. Vega Alta-sala 2

Corozal se prepara para su II Campamento de Verano

La pastoral juvenil de la parroquia Sagrada Familia de Corozal se prepara para su segundo campamento de verano. Con el motivo de las olimpiadas, jóvenes de 13 a 25 años tendrán momentos de formación, diversión y “sobre todo confraternización”, explicó el joven Ramón Torres Maldonado. Será el 30 de junio, 1 y 2 de julio, en el cerro Santa María, ubicado en el Centro de Formación en Sylvia. Información, 787-859-2595, 787-859-5018.

Viva la fe en las montañas de Utuado

Feligreses de la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores del barrio Caguana en Utuado se han tomado en serio su pertenencia, como bautizados, a la Iglesia.

Y es que a pesar de que su sacerdote, el Padre Juan Pérez, fue diagnosticado con un tumor no maligno y se encuentra en tratamiento de radioterapia fuera del país, la agenda en la parroquia sigue llena.

“Estamos orando mucho por él. El obispo envió a Padre Marco Antonio para la Cuaresma y fue una gran bendición”, explicó a Buenas Noticias la feligrés Coordinadora de Nueva Evangelización, Yolanda Salva.

El 11 de junio, los niños de la catequesis celebrarán su primera comunión. El 17 de junio, las confirmaciones y el 3 julio, el Día de juegos familiar. El pasado 13 mayo celebraron el centenario de la Virgen de Fátima, con un rosario viviente con niños, jóvenes y adultos vestidos de pastores. Además, hicieron un rosario con globos, procesión y coronación de la Virgen.

Durante todo el mes de mayo, una virgen peregrina de Fátima visitó los hogares.
El 28 de mayo celebraron la fiesta de padres y madres, con la selección de la “familia del año”. La hilera de actividades comenzó en Cuaresma, con el retiro ofrecido por los misioneros de Villaregia bajo el tema: “Familia Discípula de Jesús”.

“En 15 de septiembre será la celebración de la patrona y tenemos confirmado a Quique López que viene a cantarle a la Virgen. Luego enviaré más detalles”, adelantó Salva.

Información, 787-894-7144.